Omitir navegación
Se han guardado tus preferencias.
Puedes actualizar tus preferencias de contacto en cualquier momento en la sección Preferencias de contacto en Mi cuenta. Si tienes una cuenta de Dyson, puedes iniciar sesión debajo para gestionar todos tus datos de contacto (incluido el teléfono, SMS y dirección postal)
ácaro del polvo 

Una microbióloga de Dyson explica cómo mantener los hogares limpios tras la temporada del ácaro del polvo 

Gem McLuckie explica cómo protegerte a medida que se acerca la temporada de polvo y revela lo que se esconde en nuestros hogares .

¿Qué son los ácaros del polvo?

Los ácaros del polvo doméstico son arácnidos microscópicos que se encuentran en hogares de todo el mundo. Su ciclo de vida es de 65 a 100 días y, durante ese tiempo, producen aproximadamente 2.000 gránulos fecales y secretan aún más proteínas a través de su saliva. Las dos cosas pueden provocar alergias y afectar a tu bienestar.

De hecho, los alérgenos del ácaro del polvo son los causantes más importantes de enfermedades alérgicas a nivel mundial, y la exposición durante la infancia a los alérgenos del interior, incluidos los ácaros del polvo doméstico, ha sido asociada con el asma.

Durante la temporada de reproducción del ácaro del polvo, entre mayo y octubre, la hembra pone entre 60 y 100 huevas. Esto aumenta el número de ácaros del polvo en tu hogar, igual que la concentración de material alergénico. Y aunque los ácaros se mueren en invierno, el material alergénico que producen permanece e incluye las heces, partes del cuerpo y la saliva.

“A medida que el tiempo va refrescando, pasamos más tiempo en el interior y ventilamos nuestros hogares con menos frecuencia,” declara Gem  McLuckie, Científica Principal de Investigación de Microbiología en Dyson.

 

"Además, el polvo es suficientemente ligero para transportarse en el aire. Cuando encendemos la calefacción, la convección puede transportar las heces y los alérgenos del ácaro del polvo por el aire de nuestro hogar. Por eso, mucha gente que sufre de alergia a los ácaros del polvo descubre que sus síntomas empeoran durante los meses de invierno.

 

“El comienzo del otoño representa el momento perfecto para reducir los niveles de polvo en el hogar, eliminando el polvo y el material alergénico para mejorar tu bienestar. De hecho, una limpieza intensiva en otoño es igual de importante que la limpieza en profundidad en primavera,” según Gem McLuckie.

  • Recolectores de piel

    Los ácaros del polvo se alimentan principalmente de la caspa y de las células muertas de la piel que desprenden los humanos y los animales. Los humanos pierden un promedio de 2g de piel por día, e incluso más durante la noche, cuando la fricción de la ropa de cama hace que las células muertas se desprendan. También consiguen nutrientes de otros desechos domésticos, como la comida para peces, los hongos y las migas.

    “Es más probable encontrar ácaros del polvo en las zonas donde pasas la mayor parte del tiempo y pierdes la mayor cantidad de piel,” declara Gem  McLuckie, “y pasamos un tercio de nuestras vidas en la cama. De hecho, es probable que la mayoría de nosotros durmamos en una cama llena de heces de ácaros del polvo.”

    La verdad es que puede haber millones de ácaros del polvo en cada colchón.  Un estudio de 2003 descubrió alérgenos detectables de ácaros del polvo en las camas de aproximadamente el 84% de los hogares estadounidenses, mientras que en Europa se encontraron alérgenos detectables en el 68% de los hogares.

    “También es común encontrar más ácaros en las camas y la ropa de cama de las personas que sufren de piel seca. Eso es porque las células epiteliales desechadas tienen un contenido reducido de lípidos, la comida favorita de los ácaros del polvo,” añade McLuckie.

    Los ácaros del polvo doméstico proliferan en zonas cálidas, húmedas y oscuras, especialmente donde los niveles de humedad están alrededor del 70% y las temperaturas superan los 25º. Por tanto, las zonas donde sudamos, respiramos y compartimos nuestro calor corporal representan hogares perfectos para los ácaros. Los sofás, colchones, camas de mascotas y otros muebles tapizados favorecen a los ácaros del polvo, especialmente en la temporada de reproducción. Sin embargo, existen otras tareas cotidianas que también pueden tener un impacto.

  • Gem McLuckie, Microbióloga de Dyson

    McLuckie trabaja como Científica Principal de Investigación en las instalaciones I+D+D de Dyson en Malmesbury, Reino Unido

    “El comienzo del otoño representa el momento perfecto para reducir los niveles de polvo en el hogar, eliminando el polvo y el material alergénico para mejorar tu bienestar. De hecho, una limpieza intensiva en otoño es igual de importante que la limpieza en profundidad en primavera,” según  McLuckie.

  • Impacto sobre el bienestar

    "Los ácaros del polvo no son peligrosos,” asegura McLuckie. “El alérgeno nocivo que generan proviene de las proteínas presentes en sus heces y fragmentos corporales. Y eso puede tener un impacto considerable sobre el bienestar de la gente que vive en hogares con colonias de ácaros del polvo.”

    Son familiares las secreciones nasales, los ojos llorosos y el picor en la garganta después de agitar la ropa vieja y polvorienta. Esto representa una reacción leve a los alérgenos de los ácaros del polvo. Aún así, el impacto puede ser más grave en determinadas personas.

    Una prueba positiva para alergias a los ácaros del polvo es muy común entre las personas con asma, tipos de dermatitis e infecciones frecuentes de los senos nasales. Los estudios también apuntan a que la exposición a altos niveles de ácaros del polvo, especialmente durante los primeros años de vida, aumenta el riesgo de desarrollar una alergia a los ácaros y también asma.

    Consejos sobre la eliminación de los ácaros del polvo, por una Microbióloga de Dyson

    “En Dyson cultivamos nuestros propios ácaros del polvo para recoger sus heces. Esto significa que podemos aprender más sobre el alérgeno de los ácaros del polvo y comprender la forma en que nuestras aspiradoras pueden eliminarlo mejor de tu hogar,” explica McLuckie. “¡También significa que sabemos bastante sobre las condiciones en las que proliferan!”

    1.    Mata de hambre a tus ácaros del polvo: reducir la cantidad de células epiteliales en tu hogar minimiza la principal fuente de alimento de los ácaros del polvo, evitando así que se reproduzcan de forma exponencial durante la temporada de reproducción. Aspira tu colchón por ambos lados usando una máquina con sistema de filtración avanzado, así como el sofá y otros muebles tapizados.

    2. Controla los niveles de humedad: los ácaros del polvo se hidratan absorbiendo el agua presente en el aire. Como consecuencia, mantener el nivel de humedad relativa por debajo del 45% a temperatura ambiente matará a la mayoría de ellos. Ventila bien la ropa de cama y las mantas con frecuencia, además de ventilar tu hogar usando las ventanas o un purificador de aire con filtro HEPA. No te olvides de usar el ventilador de extracción después de ducharte o mientras cocinas, puesto que elevar los niveles de humedad durante una hora y media al día les permite a los ácaros sobrevivir.

    3.  Controla la temperatura: los ácaros del polvo prosperan a temperaturas de 25º, así que asegúrate de aspirar las áreas más cálidas de tu hogar con frecuencia para controlarlos. Estas zonas incluyen las cestas para mascotas, los sofás y los colchones. El lavado de la ropa de cama y otros muebles tapizados a 60-90º también destruirá los alérgenos.

    4. Mejores consejos : no olvides que los ácaros del polvo y sus heces son microscópicos. Si puedes ver el polvo en tu hogar, ¡es posible que los ácaros ya estén proliferando!

Newsroom de Dyson

Las últimas noticias de Dyson

Footnotes

[1] Gelardi, M., Trecca, E.M.C., Fortunato, F., Ianuzzi, L., Marano, P.G, Quaranta, N.A.A., Cassano, M. (2020), COVID‐19: When dust mites and lockdown create the perfect storm, Laryngoscope Investigative Otolaryngology, 2378-8038. Available at: https://doi.org/10.1002/lio2.439.

Klepeis NE, Nelson WC, Ott WR, et al. (2001), The National Human Activity Pattern Survey (NHAPS): a resource for assessing exposure to environmental pollutants. J Expo Anal Environ Epidemiol;11:231-52.

Sánchez-Borges, M., Fernandez-Caldas, E., Thomas, W.R. et al. International consensus (ICON) on clinical consequences of mite hypersensitivity, a global problem (2007), World Allergy Organ J 1014. https://doi.org/10.1186/s40413-017-0145-4

Sarwar, Muhammad (2020), House Dust Mites: Ecology, Biology, Prevalence, Epidemiology and Elimination, IntechOpen. Available at : https://www.intechopen.com/books/parasitology-and-microbiology-research/house-dust-mites-ecology-biology-prevalence-epidemiology-and-elimination.

Sánchez-Borges, M., Fernandez-Caldas, E., Thomas, W.R. et al. (2017), International consensus (ICON) on: clinical consequences of mite hypersensitivity, a global problem. World Allergy Organ Journal; 1014.

Sporik, Richard and Holgate, Stephen T. and Platts-Mills, Thomas A.E. and Cogswell, Jeremy J. (1990), ‘Exposure to House-Dust Mite Allergen (Der p I) and the Development of Asthma in Childhood’, New England Journal of Medicine, 323(8): 502-507. Available at: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/nejm199008233230802.

In the last five weeks of her life.

Wechsler, Charles J et al. (2011) ‘Squalene and cholesterol in dust from Danish homes and daycare centers’, Environmental Science & Technology, 45 (9) 3872-3879.

Platts-Mills, T. A. E., de Weck, A. L., Aalberse, R. C., Bessot, J. C., Bjorksten, B., Bischoff, E., Bousquet, J., Van Bronswijk, J. E. M. H., ChannaBasavanna, G. P., Chapman, M., Colloff, M., Goldstein, R. A., Guerin, B., Hart, B., Hong, C. S., Ito, K., Jorde, W., Korsgaard, J., Le Mao, J., ... Wen, T. (1989). Dust mite allergens and asthma-A worldwide problem. The Journal of allergy and clinical immunology, 83(2 PART 1), 416-427. 

Sharma, D., Dutta, B. K., & Singh, A. B. (2011). Dust mites population in indoor houses of suspected allergic patients of South assam, India. ISRN allergy, 576849. https://doi.org/10.5402/2011/576849

Arbes, Samuel J.; Cohn, Richard D.; Yin, Ming; Muilenberg, Michael L.; Burge, Harriet A.; Friedman, Warren; Zeldin, Darryl C. (2003-02-01). "House dust mite allergen in US beds: Results from the first national survey of lead and allergens in housing". Journal of Allergy and Clinical Immunology. 111 (2): 408–414.

Luczynska, Christina; Svanes, Cecilie; Dahlman-Hoglund, Anna; Ponzio, Michela; Villani, Simona; Soon, Argo; Olivieri, Mario; Chinn, Susan; Sunyer, Jordi (2006-09-01). "Distribution and determinants of house dust mite allergens in Europe: The European Community Respiratory Health Survey II". Journal of Allergy and Clinical Immunology. 118 (3): 682–690.

American College of Allergy, Asthma and Immonology (2020) Dust Allergy. Available at: https://acaai.org/allergies/types/dust-allergy

22 degrees Celsius. Optimal relative humidity levels will depend on temperature.